Varios - Homeopatía

¿Qué puede hacer la Homeopatía por el paciente nervioso? 

HOMEOPATÍA VETERINARIA ¿Todas las enfermedades son virus? 

Farmacia Homeopática ¿Qué representa la Dinamización? 

Homeopatía en Pediatría.


¿QUÉ PUEDE HACER LA HOMEOPATÍA POR EL PACIENTE NERVIOSO?

La Homeopatía como verdadera solución para resolver el problema

del paciente neurótico o depresivo.

Algunos lo denominan paciente neurótico, y si consultamos el diccionario leemos que "neurosis" es un desorden nervioso sin lesión orgánica aparente. Por otra parte, el hombre como individuo, como ser social, vive en constante interrelación con un medio ambiente en permanente cambio. Siempre que haya imposibilidad o existan fallas en esa interrelación, en esa permanente interacción, surge la neurosis, surge el hombre y la mujer que tienen "problemas nerviosos". Es fácil darse cuenta que esta situación, sobre todo entre los que vivimos en ciudades importante como Buenos Aires y alrededores, se da con inusitada frecuencia y se convierte en el estado casi habitual de millones de pacientes y de otros muchos que se consideran sanos porque no concurren a la consulta.

Esa falta en la capacidad de adaptación provoca innumerables consecuencias en nuestra sociedad; alteraciones importantes de carácter, de estados anímicos como irritabilidad exagerada, penas manifiestas o escondidas, resentimientos... ¿Quién se atrevería a negar que vivimos en un mundo donde impera el resentimiento, donde el odio y la suspicacia ocupan el lugar del amor? Y como común denominador de todas estas alteraciones... la infelicidad. Y como consecuencia, alteraciones de conducta con todas las gradaciones imaginables.

¿Y cómo puede la homeopatía actuar en estos problemas que pertenecen a nuestra parte tan profunda?

Quizá podamos aceptar que con un medicamento homeopático se solucione un eccema o una inflamación reumática, pero resulta más difícil aceptar que en problemas ligados a la personalidad y a la conducta pueda actuar con eficacia. Sin embargo, no existen dudas de ello, y la experiencia de todos los días confirma que éste es uno de los campos donde se obtiene el mayor porcentaje de éxitos.

El estudio sistemático de los síntomas intelectivos, volitivos y afectivos, junto a los síntomas físicos y a los relacionados con el medio ambiente, las modalidades de la transpiración, del sueño, los deseos y aversiones alimentarias, etc., permiten la elección del remedio único, que curará a nuestro paciente. Usando las palabras de un colega psiquiatra fallecido hace algunos años:

"El hombre integrado (refiriéndose al hombre sano) es el que puede vivir en un contacto significativo con su sociedad, sin ser tragado completamente por ella y sin retirarse completamente de ella". Y podríamos agregar: el que además vive en comunión armoniosa con el Creador de todas las cosas.

Pero es necesario resaltar queel remedio homeopático no es un sedante, no es un antidepresivo, ni un ansiolítico (para usar el vocablo de moda),no contiene drogas, no altera los reflejos (no se necesita dejar de manejar durante el tratamiento); y es realmente maravilloso devolver a un semejante su plena salud mental en poco tiempo y sin drogarlo.

La falta de adaptación a la vida en las grandes ciudades produce importantes alteraciones del carácter.

Hay personas que preguntan si este tipo de tratamiento es excesivamente prolongado, si nunca termina... Ciertamente no es así. Pero precisamente en esta clase de enfermedades, que a su vez son generadoras de enfermedades psicosomáticas, influye todo el contexto socio-económico en el cual vivimos. Cuando el hombre o la mujer se dan cuenta que se altera su equilibrio con el medio, y a ello estamos expuestos cien veces al día, en general vuelve al consultorio del médico homeópata y con un breve tratamiento, quizá de unas semanas o de un par de meses recupera ese equilibrio perdido.

Dr. Eduardo Kaufmann

AMHA


HOMEOPATÍA EN PEDIATRÍA

"A LOS NIÑOS HAY QUE VACUNARLOS CON CRITERIO PEDIÁTRICO
Y NO CON CRITERIO EPIDEMIOLÓGICO O ESTADÍSTICO"

FLORENCIO ESCARDÓ

Los hijos son para sus padres una promesa, una posibilidad, un reencontrarse desde la sensibilidad que ellos despiertan, con la historia personal, con la propia familia infantil, que a veces hasta ya parecía perdida en recuerdos que sólo de vez en cuando se reflotan.

Muchos son los pensamientos de los padres al estar gestando un hijo y más aún cuando nace .... desde cómo lo llamarán, cómo jugarán con él, qué les enseñarán, que será conveniente imitar de sus familias paternas y también qué olvidar de éstas para no repetir.
Si los dos padres o alguno de ellos conocen la homeopatía desde su experiencia personal, se detendrán a pensar, como muchas veces me ha tocado escuchar, que es una verdadera lástima que no exista en pediatría médicos que apliquen la homeopatía como forma de tratamiento.

La respuesta es que esto no es así, dado que los médicos homeópatas, antes que nada somos médicos de las universidades, que en general hemos completado actividades dentro de los ámbitos hospitalarios y que además hemos hecho cursos de especialización en homeopatía en escuelas reconocidas."Cada ser es único en el mundo y la Homeopatía es individualidad".

Entonces, superado este interrogante, aparecen otros... como ser: ¿En qué consiste la consulta homeopática en un lactante?... Bueno, fundamentalmente la entrevista es con la familia, con el grupo que constituirá ese universo inmediato de ese pequeño ser, como ser humano que tal vez sienta celos, etc. O el mismo niño que llega a la consulta ya siendo más grande, y que también pueda sentir celos, soledad, abandono, muchas veces creyéndose no querido por abuelos y abuelas que tratarán de transmitir experiencias en base a lo ya vivido, y por supuesto por los padres, que se sienten navegando en la incertidumbre del miedo, con la indecisión en esta obra de teatro sin ensayo que es la crianza de un hijo.

Justamente porque no hay ensayo previo, la intuición de los padres al saber observar, sumado al conocimiento adquirido, sirven al médico de sostén para aconsejar y ayudar a los padres.

La observación es una técnica muy útil, dado que no todos los niños son iguales, todo lo contrario...CADA SER ES ÚNICO ;... Y HOMEOPATÍA ES INDIVIDUALIDAD.

Por eso desde muy pequeños unos serán inquietos, otros tranquilos, algunos comerán con avidez y serán ansiosos. Otros no tanto, algunos se sobresaltarán por los ruidos, mientras otros se mostrarán tranquilos y durmientes aunque tengan a su lado una orquesta sinfónica.

El pediatra conocedor de la homeopatía los individualizará y percibirá en esos matices particulares de cada niño la compleja construcción de la personalidad futura. En cuanto a la técnica de trabajo, charlamos con los papás, para hacer lo que llamamos toma del caso clínico desde los episodios vivenciados por la madre desde la gestación, y las aventuras vividas por este ser desde el seno materno hasta su llegada al mundo, por parto natural o por cesárea, su peso, su talla, si padeció o no algún tipo de infección, etc, etc, etc.

Como los demás médicos pediatras, pesamos y medimos a los niños mes a mes, estando muy atentos, en especial durante el primer año de vida a todo lo que es la puericultura y a una cuidadosa inspección clínica, dado que durante ese período aparecen patologías que detectadas a tiempo pueden superarse sin secuelas.

Es por esto que más que nada en pediatría podemos hablar de homeopatía y prevención, porque al hacer una concienzuda toma del caso clínico, revisamos antecedentes de enfermedades familiares como alergias, asma, trastornos digestivos crónicos, que nos permiten tener luz roja ante la primer señal infantil y hacer el tratamiento adecuado antes que el mal se cronifique...

Dra. Ruth Faingold
Profesora de AMHA

Como se ha expresado más arriba, para la Homeopatía interesan fundamentalmente las características del paciente y no tanto el diagnóstico de la enfermedad, es decir el nombre y apellido de la misma.. No interesa qué clase de enfermedad tiene el paciente, sino qué clase de paciente tiene una enfermedad.

Algunos opinan que la Homeopatía es una medicina lenta, que los tratamientos se prolongan indefinidamente. Esto depende del paciente, de la cronicidad de su enfermedad, y muchas veces, en enfermedades infecciosas la curación se produce en horas, sin antibióticos y sin antiinflamatorios o analgésicos. El remedio adecuado a ese paciente, con sus síntomas característicos y sus modalidades producirá la curación rápidamente.

Otro falso mito de la Homeopatía es que nosotros, los homeópatas, no revisamos a los pacientes. Como dijo la Dra. Faingold, somos médicos, revisamos y si es necesario pedimos interconsultas con los especialistas, pedimos análisis, radiografías, etc.

Dra. Norma Pereyra
Ayudante de Cátedra


FARMACIA HOMEOPÁTICA 

¿Qué representa la dinamización? 

La dinamización (dilución homeopática), es el producto de un conjunto de manipulaciones creadas o coordinas por Hahnemann, cuyo resultado ha sido según él, despertar el poder dinámico en el medicamento.

El número que acompaña al nombre en latín del remedio (6 - 30 - 200 - M - 1O M, etc.) significa el número de veces en que fue diluido en agua. Ej.: Pulsatilla 200.

En cada pasaje de DILUCIÓN la sustancia se agita vigorosarmente, otorgándole a ésta un poder de DINAMIZACION.

DILUCIÓN: las sustancias solubles se diluyen en agua siguiendo una escala de 1:100, y las insolubles se trituran primero para poder ser diluidas.

DINAMIZACIÓN: se agita la preparación diluída, procedimiento que se denomina "sucusión".

De esta manera se consigue despertar la energía curativa o actividad medicamentosa en todas las sustancias utilizadas, de los tres reinos: mineral, vegetal, animal. Y lo más llamativo es que sustancias inertes como la sílice o el cloruro de sodio adquieren esa energía curativa.

Este método de DILUCIÓN y DINAMIZACIÓN le confiere al remedio una
toxicidad mínima con una acción máxima.

El gran creador de esto, Hahnemann, explicó que la actividad de un medicamento no es proporcional a la cantidad del mismo, sino a su homeopaticidaden primer lugar, luego a su grado de dinamización, y luego a la repetición de las dosis en el momento oportuno.

El medicamento homeopático no es la simple solución de una droga, sino el resultado de una técnica minuciosa que tiene por objeto aumentar o liberar la energía medicamentosa.

HANHNEMANN: "LOS MEDICAMENTOS HOMEOPÁTICOS ACTÚAN POR SU
ACCIÓN DINÁMICA SOBRE LA FUERZA VITAL".

El médico recetará un medicamento de acuerdo a la ley de semejanza o similitud (Pulsatilla, Sulphur, Lycopodium, etc.) y le indicará al farmacéutico que lo prepare en una determinada dinamización, de acuerdo a su estrategia terapéutica, y a qué nivel quiere que actúe, en una palabra, de acuerdo a su arte de prescribir homeopáticamente.

Antiguamente la sucusión se realizaba manualmente, pero en la actualidad a partir de cierta dilución se realiza mecánicamente. Se utiliza un aparato llamado dinamizador.

Esto facilita el trabajo y permite llegar a dinamizaciones muy altas de hasta cien millones.

Existen varios modelos, los más conocidos son el de Lock y algunos usan el Hiemus.

Este es otro caso en donde la tecnología se pone al servicio de la ciencia.


HOMEOPATÍA VETERINARIA 

 ¿Todas las enfermedades son virus? 


Es normal asociar las enfermedades de nuestros animales a los virus, bacterias, tóxicos, alergenos, cancerígenos, etc. Siempre el culpable es tangible, se puede ver (aunque sea con microscopio). Lo que no se ve no existe, dirán ciertos científicos. El concepto moderno de la enfermedad abarca a la ecología. Lo que nos rodea influye en nosotros y nuestras mascotas. 

Estamos mal acostumbrados a medir las cosas, pesarlas y lo que no se mide no existe. ¿Cuántos mg pesa una caricia, un beso? ¿Cuánto mide la influencia de la muerte de un ser querido, una desilusión, un desprecio, una injusticia?

Sin embargo, todas estas cosas son la causa de muchas enfermedades, además de los virus y las bacterias. El problema es que no hay antibióticos para la pena, o la mortificación, o la indignación. El psicoanálisis puede servir, o un amigo, o una mano en el hombro. ¿Y con los animales qué?

Como veterinario homeópata atiendo innumerables animales que tienen enfermedades causadas por estos "virus del alma''.

Recuerdo a Cory, una Ovejera Alemán con diagnóstico de DERMATITIS ALÉRGICA A LAS PULGAS, que padecía desde hacía un año, y que no se mejoraba con nada, y sólo se aliviaba con corticoides mientras estos actuaban. La piel de Cory era un desastre, roja, con poco peso, con un "olor a perro" insoportable que hacía que la relegaran al patio para que no "contaminara" la casa. Según la dueña todo comenzó cuando se fueron de vacaciones y la dejaron en una guardería, en donde seguramente se contagió las pulgas, según palabras de la dueña. ¿Cómo los recibió cuando la fueron a buscar? Fue mi pregunta.

-Estaba muy ofendida, no nos miró a la cara por una semana. Tenía una bronca bárbara.

Esta era la verdadera causa de su dermatitis, y no las pobres pulgas, que sólo eran un chivo emisario (qué raro una pulga convertida en chivo ¿no?).

Trastornos por indignación, por cólera reprimida, traducimos los homeópatas a la "bronca" que nos narra la dueña.

Resulta que Cory es una perra muy sensible, le gusta ser el centro y es dominante. Los dueños la "abandonaron" en la guardería y ella sintió mucha bronca porque no la llevaron de vacaciones, se pasó un mes masticando esta bronca, estaba con "la sangre en el ojo" y esto le produjo una alteración tal que emergió en forma de dermatitis alérgica.

¿Qué antibiótico le damos?

En homeopatía tenernos un arsenal de medicamentos para este u otros trastornos emocionales. Le di el que le correspondía y se curó en un mes. Y las pulgas tan contentas.

Otro caso.

Minina, era una gata vieja que vivía con sus dueños desde hacía muchísimo tiempo, que era la mimada de la familia, la preferida, a la que se le permitían ciertos caprichos. Pero la edad le trajo aparejado ciertos problemas, ya no era tan ágil, y cuando subía a la heladera a veces tiraba algún jarrón, o su vejiga la traicionaba y no llegaba a la latita a tiempo. Cosa de viejos. Todo esto hizo que sin querer la empezaron a desplazar, a dejar en la cocina, a no mimarla tanto, a enojarse con ella cuando hacía algún desastre por su falta de tacto, de agilidad. ¿Cómo vivía Minina esto?

Para ella era terrible, se sentía desplazada, despreciada, no valorada. Ella, que hasta no hace mucho era la reina de la casa. Esto le produjo una gran pena. Estaba deprimida, se aislaba, no quería que la jorobaran, prefería esconderse en algún desván a rumiar sus desdichas. Pero además, este estado melancólico desencadenó en ella una enfermedad muy grave, un cáncer de mama.

¿Quiere decir que la causa del cáncer es psicosomática?

No solamente. Pero los trastornos emocionales, en este caso el sentimiento de desprecio, de pena, pueden causar en animales sensibles (no en todos) un daño a ese sentido extra, que es la inmunidad. Y si la inmunidad, ese ejército que nos protege de todo funciona mal, estamos librados a los males externos e internos. El cáncer puede ser uno de ellos.

La homeopatía tiene medicamentos para esto. No quiere decir que la curaremos de su cáncer, quizás no podamos. Pero si desbloquearemos a su sistema inmunitario para que pueda darle pelea desde una posición mejor. Al sacarla de la depresión, de su tristeza le daremos a Minina la oportunidad de vivir mejor.

Dr. Jorge S. Muñoz

Homeópata Veterinario

El veterinario homeópata encuentra el remedio apropiado para ese animal a partir de la descripción que del mismo hace su dueño y de la observación directa de la conducta del paciente.

No solamente es útil para animales pequeños, sino que también da muy buenos resultados en animales grandes. En este caso el remedio se coloca en los bebederos.

El poder tratar a animales con homeopatía nos indica que esta medicina está basada en principios universales a partir de los cuales surge un concepto de enfermedad y un conocimiento de los medicamentos que es aplicable a todo ser vivo.

Dra. Norma Pereyra
Ayudante de Cátedra