Laringitis aguda y crónica - Homeopatía

Falso crup

La laringitis es una afección respiratoria aguda que cursa con inflamación de la mucosa de la laringe. La laringe es "la caja de la voz", y está localizada en la parte superior de la tráquea en donde están las cuerdas vocales (pliegue vocal).
Generalmente está asociada con ronquera o pérdida de la voz.
Laringitis aguda: puede ser causada por virus, bacterias, hongos, o por nódulos en las cuerdas vocales. También puede aparecer la laringitis aguda luego de un resfrío, de una gripe, de una neumonía, de una bronquitis. Y otras veces se debe a cuadros de alergia, o a pólipos laríngeos, a tumores malignos, etc. Es una afección más frecuente en niños que en adultos. La laringitis aguda tiene un inicio rápido y no dura mucho tiempo.

Laringitis crónica: las de los profesionales cantantes, las producidas po inhalaciones de polvos, etc.Otrasson debidas a tuberculosis, cáncer, y más antiguamente a sífilis. La ronquera en la garganta permanece un período prolongado de tiempo.
Laringitis estridulosa: es el falso crup, o espasmo de la glotis de la laringe. Se presenta especialmente en los niños de 2 a 6 años. Generalmente se presenta de noche, de 11 a 1 de la mañana: el niño se despierta angustiado, con la cara congestionada, los ojos salientes y brillantes, la respiración difícil, estridente, sibilante, penosa, con tos ronca y ruidosa. Afecta en general a niños muy nerviosos, que seguramente uno de sus padres también la sufrió de chico. Se diferencia del gravísimo y verdadero crup diftérico por tener su inicio en plena salud y de modo brusco, de noche, por no tener una angina pultácea, y por no apagarse la voz entre los accesos.

CÓMO SE PRESENTA:

Comienza con un cuadro catarral leve (mucosidad nasal, tos, a veces fiebre) que dura unos días. Al cabo de unas horas, y generalmente por la noche, la tos comienza a cambiar, haciéndose más ruda y metálica ("tos de perro"). Cansancio general, y a veces dificultad respiratoria. Puede haber disfonía (ronquera), ya que en la laringe se encuentran las cuerdas vocales.
En algunos pacientes, sobre todo niños, puede ocasionar obstrucción respiratoria con un chillido al respirar: el crup (dificultad respiratoria) y la epiglotitis (inflamación del cartílago que cubre la tráquea). El crup puede ser viral, espamódico, o una laringotraqueobronquitis aguda.

FACTORES PREDISPONENTES:

Utilización exagerada de la voz (cantantes, maestros), alergias, exposición a temperaturas extremas, inhalación de sustnacias irritantes en forma prolongada (humo de cigarrillo, polenes de plantas, contaminaciones con polvos, sobre todo industriales).

SÍNTOMAS:

  • Infección reciente de las vías respiratorias superiores

  • Ronquera (disfonía), hasta pérdida total de la voz (afonía): es el síntoma más sobresaliente de esta patología

  • Tos seca, "perruna" o "tos de foca"

  • Sensación de cosquilleo en la garganta

  • Dificultad para tragar por el dolor que produce la laringitis

  • Fiebre no muy elevada

  • Ganglios linfáticos del cuello inflamados

DIAGNÓSTICO:

Por el cuadro clínico (síntomas), que es muy claro. Algunas veces el otorrinolaringólogo dispondrá de un laringoscopio para poder acceder más profundamente en la exploración de la garganta.

TRATAMIENTO ALOPÁTICO Y RECOMENDACIONES PARA ALIVIAR LA LARINGITIS:

Como generalmente la laringitis es viral, no se deben administrar antibióticos, y no hay tratamiento específico para los virus.
En los primeros días, la laringitis es muy contagiosa, siendo difícil evitar su transmisión dentro de casa.
Como consejos básicos para acortar su duración, tenemos que dejar de fumar, evitar los ambientes cargados y no respirar humos irritantes, polvo y gases.
Se pueden inhalar vapores de agua, o indicar nebulizaciones con solución fisiológica, o baños calientes con vapor, colocar en envolturas calientes en el cuello.
Se debe dejar descansar la voz, se debe humidificar el ambiente en donde está el paciente. Algunos médicos recentan antiinflamatorios, medicamentos para la tos, para aliviar los síntomas.
Para cantantes, maestros, a veces se hace necesaria la colaboración de un foniatra.
Para el falso crup: en el momento del acceso aplicar delante del cuello un paño estrujado después de haberlo sumergido en agua tan caliente como pueda resistir el dorso de la mano, repitiendo varias veces esto. También hacer inhalaciones de vapor de agua caliente.
Se desaconseja totalmente la automedicación, ya que puede haber complicaciones graves, sobre todo en niños pequeños (crup).

TRATAMIENTO HOMEOPÁTICO:
Los medicamentos alopáticos suprimen los síntomas de las infecciones bacterianas. Pero esta medicina tradicional carece de recursos para el tratamiento de la mayor parte de las afecciones víricas. Debido a que los remedios homeopáticos estimulan las propias defensas del organismo, en lugar "de atacar" a los patógenos específicos, LA HOMEOPATÍA tiene mucho que ofrecer para el tratamiento de las enfermedades víricas, agudas y crónicas, con mucha más seguridad y éxito que los pocos antivíricos alopáticos que existen. La mejoría es espectacular y casi inmediata; otras veces es más lenta y progresiva.

Y lo más importante del tratamiento homeopático es que se evitan
las recurrencias a corto y a largo plazo.

Hay probada experiencia en el tratamiento homeopático de virosis como el herpes, el HPV (virus del papiloma humano), el resfriado común, virosis del sistema nervioso, del sistema digestivo, del sistema respiratorio, etc.
El médico británico Richard Savage señaló que "mientras la investigación siga dedicada a la búsqueda de preparados antivíricos específicos carentes de efectos secundarios, la homeopatía podrá utilizarse con eficacia para tratar a los pacientes de cuatro formas distintas:

1. Profilaxis: para generar resistencia a la infección.

2. Tratamiento de la enfermedad aguda: para reducir la duración y gravedad de la dolencia.

3. Recuperación: para revitalizar al paciente durante la convalecencia.

4. Corrección de las secuelas crónicas: para devolver al paciente su antiguo estado de salud".