La importancia de la preparación para el parto - Homeopatía

EL CUERPO ENTERO "É COSA MENTALE"

LEONARDO DA VINCI

CUANDO UN NIÑO NACE ES UN ANTIGUO ANCIANO QUE VIENE PROVISTO DE TODA LA SABIDURÍA DE LA RAZA.

ARNOLD GESELL

Profilaxis deriva de la palabra "prevención", que viene del latín: "praevenire", que quiere decir "adelantarse". Y del griego: "prophylátto", que significa "yo tomo precauciones".
Hace unos 40-50 años la mujer se enteraba de las cosas del embarazo y del parto preguntando a su madre, a una amiga, a una prima. Pero el progreso y la difusión de los medios nos pusieron en contacto con muchos conocimientos por los cuales podemos hoy entender mejor los procesos biológicos y naturalesque suceden en estos períodos tan hermosos, como son el embarazo, el parto y la lactancia.
El "método psicoprofiláctico" comenzó en la Unión Soviética, y estaba restringido a eliminar el dolor. Poco después en Inglaterra se intentaba alcanzar el mismo objetivo: desterrar la idea de que el parto tenía que ser doloroso. Luego apareció el "parto sin temor", en donde la respiración y la relajación eran las claves de la preparación. Esto se difundió a nivel mundial y benefició a millones de mujeres.
Los primeros métodos de psicoprofilaxis, entonces, apuntaron a mitigar el dolor, sin tener en cuenta que a la mujer le ocurren muchas otras cosas durante el embarazo y el parto, desde modificaciones en el cuerpo, hasta modificaciones en su psiquismo, que son totalmente normales, pero que despiertan nuevas sensaciones y emociones que hay que saber entender. Algo parecido sucede con el marido, al cual también le suceden cosas. Así surgió la idea de la participación consciente y protagónica de la pareja, en un proceso orgánico, psíquico y social.
Actualmente no se prepara exclusivamente para el parto, sino que la preparación abarca también el embarazo, el puerperio y la lactancia. Y en la preparación se incluye a la pareja o algún otro familiar que la embarazada elija.

Cuando se está en paz y en armonía con uno mismo y con el medio que lo rodea,
todo lo que uno se proponga lograr va a ser más placentero y más fácil.

Las transformaciones ocasionadas en la psicología moderna, al igual que las revoluciones en la física y la biología, tienen implicancias de un nuevo enfoque "ético" (de valores tradicionales y espirituales) en relación con la calidad de nuestra vida cotidiana en lo que se refiere a salud y enfermedad.

Dijo el Profesor Dr. Roberto Caldeyro Barcia, desaparecido ya, gran Obstetra uruguayo de mediados del siglo XX:
"Por medio de una educación y psicoprofilaxis adecuadas, el temor al parto desaparece
y es reemplazado por el se
ntimiento de felicidad inherente a la maternidad".

La parturienta debe ser la protagonista de su parto. Esto se logra entendiendo el médico que debe darle a la misma todo el permiso necesario para actuar de acuerdo a sus necesidades, a sus sentimientos.

Cada mujer que va a parir es única e irrepetible.

HOMEOPATÍA:

La perturbación del ritmo vital es la principal causa de enfermedad.
El trabajo de parto es un acontecimiento que debiera transcurrir en condiciones de normalidad, pero ya sabemos que el mismo puede tener innumerables intercurrencias, psíquicas y físicas, que determinan que el mismo muchas veces no sea tan normal.
Desde mi experiencia de haber atendido mujeres que están armonizadas energéticamente, es decir que mantienen su energía vital en óptimas condiciones gracias al tratamiento homeopático unicistacon el remedio de fondo,junto con una excelente preparación psico-corporal, los resultados exitosos de partos espontáneos son maravillosos. Son trabajos de parto placenteros, vivenciados, que se producen en pocas horas, y no como dicen los libros de Obstetricia que en las primerizas duran 24 horas y en las multíparas 12 horas. Es notable ver cómo se evitan las cesáreas, las anestesias peridurales de rutina para "sacar el dolor", obteniendo mejores resultados de salud para la madre y el bebé. También es importante recalcar que la indicación de la anestesia peridural queda relegada solamente a los casos en que está indicada médicamente, o a aquellas parturientas en donde se ha producido un descontrol difícil de manejar por el equipo actuante.

Los remedios homeopáticos durante el embarazo y el parto son:

  • Eficaces.

  • Seguros.

  • No tóxicos, ni para la madre, ni para el feto.

  • Equilibran física y psíquicamente.

  • Benefician también al feto: son niños más tranquilos, más sanos.

  • Los partos son mucho menos dolorosos, más placenteros.

  • Las contracciones son más regulares y rítmicas.

  • Se evitan en la mayoría de los casos las distocias de cuello por rigidez del mismo, lo que ocasiona detención en el progreso de la dilatación, y que casi siempre termina en cesárea.

  • Se evita el uso sistemático de la anestesia peridural.

  • En las roturas prematuras de membranas, son útiles para estimular el comienzo del trabajo de parto, sin necesidad, muchas veces, de recurrir a la inducción con goteo.

La seguridad de los medicamentos homeopáticos durante el embarazo, parto y post-parto son inestimables. Dice Ananda Zaren, una nurse, partera y homeópata en Santa Bárbara, California, quien ha usado estos medicamentos en cientos de nacimientos: "además de ser seguros, son considerablemente efectivos para tratar muchos problemas del embarazo". "Estos remedios ayudan a fortalecer física y psicológicamente a la embarazada". "Los remedios homeopáticos, que ofrecen un alto porcentaje de beneficios durante el embarazo, y un bajo porcentaje de efectos colaterales, deberán tener un importante incremento en su uso en los nacimientos futuros y en el siglo XXI".
John George, M.D., un ginecólogo y obstetra de Seattle, utiliza medicinas homeopáticas en su práctica. Y dice: "estos remedios facilitan el proceso del nacimiento para la madre y para el médico. El trabajo de parto se torna mucho más suave. Se observó que la correcta prescripción homeopática proporcionan una preparación adecuada del cuello del útero para el parto, ablandándolo y afinándolo previo al inicio del real trabajo de parto. La segunda observación es que los patrones de la contractilidad uterina tienden a ser más ordenados y eficientes, progresando normalmente dicho trabajo de parto. La tercera observación es que los dolores se reducen considerablemente, disminuyendo la necesidad de analgesia y anestesia".