Herpes virus genital y homeopatía

Los virus del herpes simple 1 y 2 pertenecen al grupo de HVH (Herpes Virus Hominis), de la familia de los Herpetoviridae. Son virus ADN capaces de formar inclusiones intranucleares. El único huésped conocido es el hombre.

  • Herpes virus simple (1 y 2)

  • Virus varicela-zoster

  • Virus Epstein Barr (mononucleosis)

  • CMV (Citomegalovirus)

  • Virus herpes humano tipos 6, 7 y 8

El término herpes, que deriva del griego: "reptar" o "arrastrarse", fue introducido en la literatura médica por los griegos hace 2.500 años, y ha sido utilizado para describir múltiples trastornos cutáneos.
El virus del herpes simple es de distribución universal y de transmisión sexual.

Las vías de contagio sexual son a través del sexo vaginal, anal u oral.

Alrededor del 75% de las personas infectadas por el VHS-2 no presentan sintomatología. Pero cuando las presentan, los síntomas son muy evidentes.
Esta infección virósica aguda aparece entre los 2 y 12 días de la relación sexual contagiosa. Las lesiones que producen son unas pequeñas vesículas en ramilletes sobre una piel rojiza. Estas vesículas se rompen con facilidad, dejando una zona erosionada y húmeda, una ulceración. Las lesiones son dolorosas, pruriginosas, y a veces hay hinchazón de los ganglios de la zona inguinal, o regional. También puede haber dolor de cabeza, fiebre, hinchazón de las glándulas. La ulceración desaparece en 4 á 6 semanas sin dejar cicatriz.
Se ha comprobado que estos virus tienen la capacidad de permanecer en estado de latencia en el huésped infectado. Esto trae como consecuencia la posibilidad de futuras recurrencias o recidivas.

Existen dos clases de VHS: el 1 y el 2.
El VHS 1 tiene una incidencia genital del 15-30%. Causa predominantemente infecciones orales, oculares y del sistema nervioso central en adultos y en recién nacidos.
El VHS 2 es la principal causa de infecciones herpéticas genitales en adultos, infecciones herpéticas congénitas y neonatales. En el adulto la infección primaria se presenta como lesiones vesiculares múltiples en la zona genital, empezando generalmente con pápulas que se pueden ulcerar y hacerse sumamente dolorosas. Esta ulceración desaparece en 4 á 6 semanas sin dejar cicatriz. La duración media de la excreción vírica en las infecciones primarias es de 8 á 17 días. Las lesiones pueden ir acompañadas de síntomas constitucionales, como malestar, cefalea, dolores musculares y fiebre. Las lesiones genitales pueden ocurrir también como resultado de auto-inoculación.

Cualquiera de los dos virus pueden causar infecciones indistintamente. 

EN EL HERPES GENITAL, LA SINTOMATOLOGÍA FLORIDA SE PRODUCE DURANTE LA PRIMOINFECCIÓN.

La eliminación de virus en la PRIMOINFECCIÓN se produce durante 8 a 17 días.

En las RECIDIVAS la eliminación sólo dura 3 días.

EL 50 al 70% DE LAS INFECCIONES SON ASINTOMÁTICAS.

ES IMPORTANTE LA ASOCIACIÓN CON OTRAS INFECCIONES
DE TRANSMISIÓN SEXUAL (ITS).

EL QUE TIENE HERPES GENITAL TIENE MAYOR PROBABILIDAD DE TENER SIDA,
HEPATITIS B,
HEPATITIS C, Y VICEVERSA.

EXISTEN ABUNDANTES INFORMES SOBRE LA ELIMINACIÓN CERVICAL ASINTOMÁTICA DE VIRUS.

Y LA EXISTENCIA DE UNA EXCRECIÓN DE VIRUS ASINTOMÁTICA AL TÉRMINO DEL EMBARAZO.

EN LOS INMUNODEPRIMIDOS, EJ. SIDA, LA DURACIÓN DE LAS LESIONES Y LA ELIMINACIÓN
DE VIRUS PUEDE DURAR ENTRE SEMANAS Y MESES.

El VHS es neurotrópico, tiene capacidad para infectar los ganglios nerviosos y usar esas células como "lugares privilegiados". Las infecciones latentesocurren en esos ganglios, y por diferentes causas (depresiones inmunológicas) pueden reactivarse. Esta reactivación se manifiesta clínicamente como úlceras genitales recurrentes. En el caso de las infecciones latentes, éstas también son contagiosas.
Las costras son portadoras de virus (y todas las lesiones previas). Por eso NO deben tener relaciones sexuales hasta que caigan todas las costras,usando después métodos anticonceptivos de barrera (ej: preservativo).
No confundir una lesión herpética con una lesión genital traumática, o con lesiones sifilíticas, o con reacciones alérgicas, etc.  

FACTORES DE RIESGO:

  • Si tiene o tuvo otras ITS (Infecciones de Transmisión Sexual)

  • Si tiene factores comunes a otras ITS:

  • Múltiples parejas

  • Promiscuidad

  • El no uso del preservativo

  • La edad: es un factor importante por la precocidad en el inicio de las relaciones sexuales que se ve actualmente, y por consecuencia, las múltiples parejas

DIAGNÓSTICO:
Es fundamentalmente clínico, en base a las lesiones características (vesículas múltiples y dolorosas, y úlceras). El diagnóstico se completará con cultivo de virus extraídos de las lesiones (alto costo, pero muy específico), ya que muchos pacientes pueden presentar lesiones atípicas que no hacen sospechar herpes. También está indicado detectar el antígeno viral por técnica de anticuerpos monoclonales, y por PCR (reacción en cadena de la polimerasa). 

SÍNTOMAS Y SIGNOS GENITALES LOCALES:

  • Vesículas dolorosas en la región genital externa, que luego se ulceran y se llenan de pus: desaparecen en 4 a 6 semanas sin dejar cicatriz

  • Prurito (picazón)

  • Disuria (dificultad y dolor al orinar)

  • Secreción vaginal o uretral

  • Ganglios inguinales aumentados de tamaño con dolorimiento y distribución bilateral

  • A veces fiebre

  • Malestar general, dolores lumbares, cefaleas

  • Las lesiones del cuello del útero se diagnostican por el Papanicolaou y la Colposcopía

En las recidivas o recurrencias, algunos dan importancia como desencadenante de la enfermedad al STRESS (depresión del sistema inmunológico del paciente).

Otros desencadenantes de las recurrencias:

  • Luz ultravioleta (sol)

  • Promiscuidad

  • Masturbación

  • Drogadicción, etc.

Pueden haber también localizaciones extra-genitales: glúteos, ingle, muslos, sobre todo en las embarazadas.

Alrededor de la segunda o tercera semana aparecen los ganglios regionales dolorosos.

EL HERPES SIMPLE, A PESAR DE SER UNA ENFERMEDAD BENIGNA, PUEDE SER GRAVE Y HASTA FATAL EN PACIENTES INMUNODEPRIMIDOS, Y PARA EL RECIÉN NACIDO.

IMPORTANCIA DE LAS RECURRENCIAS:

La exposición al sol desencadena las recurrencias en la zona oral porque éste provoca una disminución de la inmunidad local en las células de la piel. Luego de la primoinfección los virus quedan acantonados en los ganglios nerviosos de esa zona para siempre, y desde allí se reactivan. Lo mismo sucede con el herpes genital: cuando se produce la reactivación, aparecen las úlceras genitales recurrentes.

Actualmente es muy frecuente ver asociaciones de herpes genital con otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS): sífilis, blenorragia, etc. En las mujeres se produce una vulvo-vaginitis por falla de los mecanismos autoinmunes locales (hay un descenso del perfil inmunológico).

MANIFESTACIONES CLÍNICAS:

Entre un 50 y 70% de los herpes 2 (genitales) son asintomáticos.

  • Localizaciones genitales:

  • Vulva, vagina

  • Cuello del útero

  • En pene las lesiones son reiteradas, con eritema.

  • Localizaciones extra-genitales:

  • Glúteos

  • Ingle

  • Muslos

Estas tres localizaciones, sobre todo en las embarazadas.

  • En la infección primaria se pueden ver a veces lesiones de tipo generalizado: dedos, manos, etc.

  • Se han encontrado virus en faringe: faringitis herpética.

  • Proctitis (inflamación del recto).

  • Constipación.

  • Retención urinaria.

  • Complicaciones neurológicas: NO son frecuentes.

  • Eritema polimorfo, como complicación del herpes.

HERPES Y EMBARAZO:

Los datos disponibles no indican un riesgo aumentado de defectos congénitos mayores por la infección en el primer trimestre del embarazo. Hay limitada experiencia en los resultados de embarazos con exposición prenatal al tratamiento con VALACICLOVIR o FANCICLOVIR, pero el ACICLOVIR puede ser usado con el primer episodio de la infección o en la enfermedad recurrente severa. El riesgo de transmisión al neonato es alto: 30-50% entre las mujeres que adquieren HSV cerca del parto; y es bajo: menos del 1% entre las mujeres con historias de herpes recurrente al término o que adquieren el herpes durante la primera mitad del embarazo. La prevención del herpes neonatal depende tanto de la prevención de la adquisición de la infección genital HSV durante el último trimestre del embarazo, y de evitar la exposición del niño a las lesiones herpéticas durante el parto.
Las mujeres que tienen infecciones herpéticas de larga evolución pueden transmitir sus anticuerpos al feto durante la gestación. Éstos ayudarán a evitar la infección en el recién nacido, a pesar de que haya virus en el canal del parto.

En las mujeres que presentan herpes genital en el momento del parto está indicada la cesárea.
LA TRANSMISIÓN AL RECIÉN NACIDO SE REALIZA A PARTIR DE UNA MUJER EMBARAZADA CON INFECCIÓN DEL TRACTO VAGINAL, EN EL MOMENTO DEL PARTO: HERPES NEONATAL.

EL VIRUS PENETRA EN EL RECIÉN NACIDO POR MUCOSAS Y CONJUNTIVAS, OCULARES Y NASOFARÍNGEAS.

Las infecciones fetales por VHS tras la infección materna pueden ocurrir por tres mecanismos diferentes:

1. Infección transplacentaria o hematógena, durante la viremia materna, que conduce a una infección congénita por VHS. Es poco frecuente: entre el 5 y 8% de los casos.

2. Por infección ascendente desde el cérvix uterino a través de las membranas ovulares estando aún las membranas íntegras. Estos puntos 1 y 2 ocurrirían durante la enfermedad primaria de la madre.

3. Más frecuentemente por transmisión intra-parto por contacto directo del feto con lesiones genitales maternas infecciosas.

4. Después del parto: por contacto directo con lesiones herpéticas de los padres o de los que lo atienden a través de las manos, o a través de la leche materna infectada.

5. Los procedimientos invasivos para monitoreo o pH fetal, favorecen la infección en el RN.

A través de la leche materna NO está probado.

Es una enfermedad grave para el recién nacido: puede provocar la muerte o dejar lesiones permanentes graves.

Si la infección ocurre durante el primer trimestre del embarazo se describen, aunque en muy baja frecuencia, malformaciones embrionarias o fetales de tal magnitud que pueden llegar a producir el aborto, o nacer un malformado.

Las infecciones adquiridas durante el parto muestran en el recién nacido 3 sindromes bien definidos en el recién nacido:

1. Afectación principalmente de la piel, los ojos y la boca. Se lo denomina SINDROME SEM (Skin, Eyes, Mouse).

2. Síntomas del SNC con o sin complicaciones en la piel, los ojos y la boca.

3. Infecciones diseminadas con afectación de múltiples órganos.

Otros síntomas: fiebre, letargia, anorexia.
Las infecciones de piel, ojos y boca progresan a síntomas del SNC o a infección diseminada por VHS en el 70% de los casos no tratados.
La mortalidad global de la infección diseminada es del 80%. Con agentes quimioterápicos antivíricos esta tasa se reduce al 20%.

ES ESENCIAL EL DIAGNÓSTICO PRECOZ EN LOS LACTANTES, YA QUE LA ADMINISTRACIÓN DE QUIMIOTERÁPICOS TALES COMO EL ACICLOVIR SE DEBE INICIAR LO ANTES POSIBLE.

PREVENCIÓN:

  • Diagnósticos rápidos

  • Screening en mujeres asintomáticas y con infertilidad

  • Hacer reuniones para la solidaridad, nacional, internacional, ONG

  • Hacer workshop de conversaciones con expertos

  • USO DE PROFILÁCTICOS

  • No hay pruebas que demuestren Herpes Virus en piletas de natación, SPA, etc.

TRATAMIENTO:
No tiene cura definitiva alopáticamente.
Los antivirales más usados:

  • ACICLOVIR

  • FANCICLOVIR

  • VALACICLOVIR

  • FOSCARNET

  • INTERFERÓN

SI SE DIAGNOSTICA UN HERPES EN EL MOMENTO DEL PARTO, Y TIENE MENOS DE 4 HORAS DE BOLSA ROTA, ESTÁ INDICADA LA CESÁREA.

Existen normativas de tratamientos supresores con estos quimioterápicos, que pueden prolongarse por 2, 3, 6 años (!!!!). De esta manera dicen que previenen las recurrencias si se logra encontrar la dosis exacta para cada enfermo. Son tratamientos muy caros.
Las pomadas antivirósicas retardan la curación de las lesiones. Se puede usar almidón para secarlas. Los tratamientos tópicos con antivirósicos NO dan resultado debido a que los virus van de los ganglios, por los nervios, a la piel y a las mucosas, y al tercer día vuelven a los ganglios.
En los herpes recidivantes, usan el Aciclovir administrado durante un año.

HOMEOPATÍA:

En el HERPES VIRUS (y en muchísimas otras enfermedades) el stress tiene una importancia especial en el contagio y en la recurrencia de esta enfermedad. Los remedios antivirales de la medicina tradicional son remedios paliativos, no curan (la prueba está en que la enfermedad recidiva, vuelve a producirse).
Cuando un paciente está tratado con HOMEOPATÍA tiene su sistema inmunitario en perfectas condiciones como para enfermar lo menos posible. El sistema inmunitario es lo que se denomina vulgarmente "las defensas". Además de un buen tratamiento homeopático, es necesario tener una vida sana, no promiscua, respetando al cuerpo de uno y al de los otros.
Cada ser humano es único e irrepetible, no hay otro igual. Por eso el remedio único homeopático que le corresponde a ese paciente lo va a poner en condiciones inmunológicas de bienestar y de armonía con él mismo y con el medio que lo rodea. Esto va a favorecer la NO necesidad de tratamiento antibiótico supresor, debido a que el propio organismo va a encontrar la directriz de su propia curación.
El tratamiento homeopático es también importantísimo para evitar las infecciones recurrentes, ya que si inmunológicamente está en perfectas condiciones, no tiene por qué volverse a enfermar. Desde el punto de vista alopático, la ciencia se desespera tratando de encontrar por qué recurren algunas infecciones, "a pesar de que los tratamientos antibióticos atacan al germen con todo". Ellos se preguntan por qué hay recurrencia en algunos pacientes y en otros sólo muy rara vez. La HOMEOPATÍA lo puede explicar bien: algunos pacientes tienen su sistema inmunitario (de defensa) en perfectas condiciones, lo que los favorece para que los gérmenes no se instalen ni se hagan patógenos. Otros están inmunológicamente deprimidos, y cualquier bacteria o virus puede colonizarlos y enfermarlos.
Dijo el Dr. Claude Bernard a fines del siglo XIX: "el germen no es lo importante, lo importante es el terreno". El terreno para la homeopatía es el paciente, único e irrepetible, con su predisposición a enfermar de determinada enfermedad. A esto los Homeópatas lo llamamos MIASMA. Por ello es necesario muchas veces tratar primero el MIASMA (la predisposición a enfermar), y luego reforzar la energía vital con su remedio único.

Existen muchos remedios homeopáticos que se pueden utilizar en el caso agudo de la enfermedad. Con estos remedios la gran mayoría de las veces se resuelve la misma sin necesidad de recurrir a antibióticos "para atacar al germen". Son remedios que han sido experimentados en el hombre sano (único experimentador en Homeopatía) y que ha sido probada su eficacia. Al evitar prescribir antibióticos estamos evitando suprimir los síntomas, ya que al suprimir estamos provocando en el paciente una reacción del organismo, que en corto o largo plazo le producirá una enfermedad más grave y más profunda. Y la supresión se establece alopáticamente con la mayoría de los remedios que solamente hacen desaparecer síntomas, tales como todos los "anti" (antinflamatorios, antipruriginosos, antiespasmódicos, antibióticos, etc.).
Lo más importante en esta virosis herpética es que al estar el paciente equilibrado, armonizado, en perfectas condiciones inmunológicas gracias al tratamiento homeopático, no se producen las recurrencias o recidivas (importantísimopara evitar las recidivas en el embarazo, en donde el virus puede causar lesiones deletéreas en el niño). También los médicos homeópatas tenemos el recurso de otros remedios complementarios, como ser el autonosode, es decirla "autovacuna homeopática", que se realiza con material extraído de la lesión o de la infección del paciente, pero preparada farmacológicamente bajo las estrictas leyes de la homeopatía: diluido y dinamizado.
Los tratamientos homeopáticos son tratamientos no agresivos, no destructivos, y con mejores resultados, a corto y a largo plazo; no son onerosos, y son fáciles de realizar. Y lo más importante de todo es que se logran evitar las recidivas.