Ginecorragias y homeopatía

Las ginecorragias o hemorragias genitales engloban a todas aquellas alteraciones patológicas en el patrón normal del flujo o del ritmo menstrual, a todas las hemorragias genitales, así como a aquellas hemorragias que se producen durante el embarazo.Muestran una gran multiplicidad fisiopatológica. 

HEMORRAGIAS GENITALES NO IMPLICADAS CON EL EMBARAZO:

Hemorragias de la vulva

  • Infecciones: vulvitis

  • Traumatismos

  • Várices

  • Tumores - Cáncer

  • Alteraciones tróficas

Hemorragias de la vagina

  • Alteraciones tróficas

  • Heridas - Cuerpos extraños

  • Infecciones: colpitis

  • Alteraciones tróficas

  • Tumores - Cáncer

  • Endometriosis

  • Ulceraciones - Traumatismos

  • Várices

Hemorragias del cuello del útero

  • Infecciones: cervicitis crónica

  • Ectopías

  • Pólipos

  • Endometriosis

  • Cáncer de cuello

Hemorragias del cuerpo del útero

  • Inflamatorias

* Endometritis (infecciosa, séptica, traumática, química)
* Hiperplasia glanduloquística de endometrio

  • Tumorales:

* Adenomas de endometrio (adenomiosis)
* Miomas intramurales y submucosos
* Pólipo endometrial
* Carcinoma de endometrio
* Corioncarcinoma
* Sarcoma de útero

  • Causas endocrinas:

* Metrorragias disfuncionales o dishormonales: eje hipotálamo-hipofiso-ovárico-tiroideo-suprarrenal
* Menometrorragias o hipermenorreas: por persistencia del folículo ovárico (son menstruaciones abundantes y prolongadas)
* Algomenorrea membranosa (elimina capa funcional endometrial, es dolorosa)
* Metrorragias premenstruales: por persistencia del cuerpo amarillo
* Tumores de células tecagranulosas del ovario (raros)
* Fibroma tecacelular o tecoma

Hemorragias de la trompa: carcinoma

Hemorragias de órganos vecinos:

  • Vías urinarias

  • Aparato digestivo terminal

CLASIFICACIÓN:

A. Alteraciones patológicas en el patrón normal del flujo o del ritmo menstrual: las menstruaciones normales duran entre 3 y 7 días, con intervalos entre ellas de 21 a 35 días, siendo la pérdida de sangre menstrual inferior a 150 ml por ciclo: EUMENORREA.

B. Hemorragias uterinas o metrorragias: son debidas en un 25% de los casos a causas orgánicas. El resto obedece al anormal funcionamiento del eje hipotálamo-hipofiso-ovárico-tiroideo-suprarrenal: hemorragias uterinas disfuncionales. Las metrorragias no guardan relación con la menstruación.

Los términos período menstrual, regla o menstruación deben ser utilizados para referirse a la descamación cíclica regular del endometrio, secundaria a los cambios hormonales asociados con la ovulación La hemorragia que no se adapta a esta definición no es una menstruación; debe describirse en relación con el intervalo, la cantidad, y la duración.

POLIMENORREAS
Intervalo entre reglas
menor de 21 días

HIPERMENORREAS
Reglas abundantes: flujo
mayor de 150 ml

OLIGOMENORREAS
Reglas con intervalos
de más de 45 días

HIPOMENORREAS
Reglas escasas: flujo
menor de 50 ml

MENOMETRORRAGIAS O
DOLICOMENORREAS
Reglas que duran más de 7 días 

Se denomina METRORRAGIA a la pérdida de sangre de origen uterino por genitales,
fuera de los períodos menstruales.
No hace referencia a la intensidad
de la pérdida y no guarda relación con la regla.

Las causas de las metrorragias se pueden dividir en dos grandes grupos:

A. Metrorragias con origen orgánico conocido: están asociadas con tumores, inflamaciones o embarazo. Las no gravídicas ocurren más comúnmente en los extremos de la vida reproductiva. Más del 50% de los casos son en mujeres mayores de 45 años, y el 20% son en adolescentes.

B. Metrorragias no causadas por patología orgánica: es la hemorragia uterina disfuncional.

Las hemorragias uterinas disfuncionales son la causa más común del sangrado uterino anormal.

La edad tiene que ver con las distintas ginecorragias: las causas orgánicas, incluyendo las neoplasias ginecológicas, suceden más comúnmente en edades avanzadas.

La ingestión de hormonas, bien como fármacos (anticonceptivos, tratamiento sustitutivo de la menopausia), o involuntariamente con los alimentos (carne de animales engordados con estrógenos, alimentos muy ricos en soja), puede ser causa de hemorragias uterinas. 

HEMORRAGIAS DEL EMBARAZO:

  • Aborto

  • Embarazo ectópico (tubario)

  • Mola hidatiforme y corioncarcinoma

  • Pólipo placentario

  • Placenta previa

  • Despredimiento de placenta normoinserta

  • Rotura del seno marginal

  • Rotura de vasa previa

  • Hemorragias del alumbramiento

  • Hemorragias del post-alumbramiento

DIAGNÓSTICO:

Un diagnóstico eficiente de hemorragia uterina anormal requiere un enfoque sistemático que considere cada una de las causas posibles.

Nunca debe instaurarse un tratamiento sin antes haber llegado a un diagnóstico etiológico seguro.

  • Anamnesis

  • Examen físico

  • Pruebas de laboratorio

  • Exámenes compelmentarios:

* Ecografía ginecológica

* Colposcopía

* Histeroscopía

* Citología endometrial

* Raspado biopsia de endometrio

* Raspado biopsia fraccionado de cuello y endometrio

LA TOMA DEL CASO HOMEOPÁTICO:

CUANDO EL POLICRESTO CUBRE CUADROS DE METRORRAGIAS,
INDICARLO EN PRIMER LUGAR.

Luego del diagnóstico realizado por el especialista Tocoginecólogo, mucho es lo que puede aportar el médico Homeópata, y con muy buenos resultados, sobre todo en las metrorragias disfuncionales. Es deber del mismo arribar a la curación por el método más natural y menos nocivo.

Según la Homeopatía, las METRORRAGIAS son síntomas particulares o locales. No individualizan a la paciente. Para que el síntoma adquiera un valor real debe estar remarcado por dos o tres parámetro de importancia, lo que lo califica como particular.

A. El paciente puede estar en una etapa aguda de su enfermedad crónica, es decir en una exacerbación de su miasma crónico.

B. El paciente puede estar en un período crónico de su enfermedad.

C. Su enfermedad es simplemente un miasma agudo.

En las 3 situaciones será de suma importancia considerar en primer lugar la toma de los síntomas mentales, que tienen primacía sobre todos los otros, y que nos llevarán a encontrar el buen remedio.

Muy particularmente en las enfermedades agudas, pero también en las crónicas, hay que tener en cuenta el esquema de Hering para el interrogatorio y el examen del paciente:

La localización es la condición esencial y primera de todo síntoma local. Debe ser precisado con exactitud.

Las sensaciones que acompañan al síntoma: son sensaciones cenestésicas anormales: de constricción, de hormigueo, de adormecimiento, de calor exagerado, etc. Un ejemplo: el dolor, que en el Repertorio de Kent tiene 139 manifestaciones diferentes.Las modalidades tiene singular importancia, porque son las que darán valor real a cualquier síntoma (desde los mentales hasta los locales). Las modalidades son modificaciones características de los síntomas, en el sentido de una agravación o mejoría, provocadas por factores circunstanciales externos o internos que actúan sobre el individuo, o sobre uno o más síntomas en particular.

Los síntomas concomitantes son los que constantemente acompañan al síntoma local en su aparición, coincidiendo con él. Caracterizan no a la enfermedad, sino al enfermo, el motivo principal de todo médico homeópata. Ej.: una ciática que mejora al orinar.

En mujeres con metrorragia disfuncional aguda (cualquiera sea su edad), refractarias al tratamiento en un tiempo prudencial,
estaría indicado el legrado uterino, que a la vez es diagnóstico y terapéutico.

En pacientes con hemorragia uterina disfuncional crónica refractaria a todo tratamiento, o en los casos de miomatosis uterinas de gran tamaño,
sobre todo en mujeres con deseos genésicos cumplidos o en la perimenopausia, estaría indicado el tratamiento quirúrgico (histerectomía).

También hay que considerar el tratamiento quirúrgico en los casos de tumores benignos de ovarios que no responden al tratamiento. Los blastomas ováricos mayores de 5 cm de tamaño, cualquiera sea la edad de la paciente, deben ser extirpados, sobre todo si son sólidos o tabicados.