Embarazo ectópico y homeopatía

Ectópico deriva del griego, y quiere decir "fuera de lugar", fuera de la cavidad uterina (ec: mal, y topos: lugar). Pero mejor se debe decir EMBARAZO EXTRAUTERINO, ya que la placenta previa es una implantación ectópica dentro de la cavidad uterina.
En un embarazo normal, el óvulo fecundado por el espermatozoide recorre la trompa de Falopio hasta llegar a su nido, el endometrio (parte interna del útero) preparado hormonalmente para constituir un embarazo dentro de la cavidad del mismo: embarazo eutópico (eu: buen, y topos: lugar). Pero a veces la naturaleza no se comporta tan sabiamente: la implantación del huevo fecundado no se produce en el lugar correcto, y anida fuera del lugar. Cualquiera sea el sitio de implantación ectópica será inadecuado para el crecimiento del huevo, ya que le faltará la protección que normalmente debiera tener dentro de la cavidad uterina.

SITIOS POSIBLES DE LA IMPLANTACIÓN ECTÓPICA:


1 y 2- Trompas de Falopio

3- Cuerno uterino

4- Abdominal o pelviano

5 y 6- Ovarios

7- Ligamento tubo-ovárico

8- Cuello uterino

El 90% de los implantes fuera de lugar ocurren en la trompa uterina de Falopio, en algunas de sus porciones.
El ovárico, el abdominal y el del cuello uterino son rarísimos.
El abdominal puede implantarse en peritoneo, vejiga, superficie del útero, epiplón, asas intestinales, bazo, cápsula del hígado.

CAUSAS QUE LO PUEDEN GENERAR:

No cualquier mujer puede tener un embarazo ectópico. Sólo lo hace aquélla que tiene algún tipo de patología en sus genitales internos. Las alteraciones pueden encontrarse en las trompas de Falopio, en los ovarios, en la cavidad abdominal.
Tampoco es fácil prevenirlo, pero debemos tener en cuenta todas estas posibles causas:

  • Anormalidades en la ovulación y en la función de los ovarios

  • Anormalidades o malformaciones en las trompas que reducen la luz y/o la motilidad de las mismas, o divertículos en las trompas, que generalmente son congénitos

  • Infecciones agudas o crónicas en las trompas o en los ovarios: enfermedad pelviana inflamatoria, adherencias que han quedado de una infección antigua

  • Endometriosis: es una enfermedad en la cual el endometrio, que normalmente cubre toda la cavidad interna del útero, se desarrolla fuera del mismo (trompas, peritoneo, ovario, etc.). De esta manera el embrión se implanta en otro lado creyendo que es un endometrio normal

  • Espermatozoides morfológicamente anormales

  • Cirugías abdominales o uterinas previas

ALGUNOS EMBARAZOS ABDOMINALES HAN LLEGADO A TÉRMINO.

SÍNTOMAS PARA DETECTARLO:

Ante el primer atraso menstrual, la mujer piensa que está embarazada y lo confirma con un test específico para ello. En el transcurso de los días posteriores aparecen , entonces, ciertas molestias, como dolores en el bajo vientre (generalmente localizado a la izquierda o a la derecha), mareos fuertes, pérdidas sanguíneas por genitales. En estos casos deberá consultar inmediatamente al médico.
Si se está frente a un embarazo ectópico no complicado (es decir que aún no dañó la trompa en su crecimiento), detectarlo por los síntomas es imposible. Pero actualmente se dispone de recursos de estudios complementarios, como ser la ecografía transvaginal o translabial (a través de los labios de la vulva) y se diagnostica rápidamente. Sería conveniente que ante el primer atraso ya se realizara dicha ecografía, la que diagnosticará embarazo eutópico u ortotópico, o por el contrario embarazo ectópico. También es de utilidad el dosaje de la fracción beta de gonadotrofinas coriónicas, que duplica la fracción cada 48 horas. Si el aumento progresivo es menor que lo esperado, es decir que la fracción beta es menor de 6000, puede sospecharse la posibilidad, y se completa el estudio inmediato con una ecografía transvaginal.
Si se está frente a un embarazo ectópico complicado (ya se ha producido daño en la trompa debido al crecimiento del huevo en un lugar no adecuado, es decir rompió a la misma), originará un sangrado interno, abdominal, por rotura de los vasos sanguíneos de la trompa, y por lo tanto se presentará la triada sintomática:

  • Metrorragia: pérdida sanguínea por los genitales externos, de sangre oscura y escasa

  • Dolor: son dolores cólicos en el bajo vientre originados por las contracciones de la trompa y por la sangre que se va acumulando en el abdomen, que irrita al peritoneo y produce un cuadro de mucho dolor

  • Lipotimias o mareos fuertes: pérdida fugaz del conocimiento, con palidez, sudores fríos, taquicardia (aumento de la frecuencia del pulso)

Cuando el cuadro de hemorragia interna es grave, sobreviene el shock con intenso dolor.

El shock se produce por la rotura de los vasos arteriales en el lugar de la implantación anormal, debida al crecimiento del huevo, y da lugar a una profusa hemorragia interna con disminución abrupta de la tensión arterial.

EVOLUCIÓN:

En muy raras ocasiones el embarazo ectópico puede reabsorberse y no dar ninguna sintomatología.
Muy pocas veces llega a término, sólo se vieron casos en el embarazo abdominal.
Cualquiera sea la localización del embarazo ectópico complicado, una vez diagnosticado debe resolverse con cirugía abdominal o con cirugía translaparoscópica.
La mujer que ha sufrido la extirpación de una trompa por un embarazo ectópico se preguntará cuál será su futuro obstétrico, si podrá concebir nuevamente. Podrá volver a quedar embarazada, ya que le queda el ovario y la trompa contralateral.

TRATAMIENTO:
El único tratamiento no es la cirugía. Actualmente, si el embarazo ectópico no está complicado, se administra un tratamiento con un quimioterápico (el Metotrexate) que actúa reabsorbiendo al mismo, pero es algo tóxico y trae algunos efectos secundarios. También, en los casos en que el cuadro lo permite, se puede realizar una cirugía plástica de la trompa para poder conservarla. Otro tipo de cirugía es la translaparoscopía, que es una pequeña intervención que requiere un tajito debajo del ombligo de 6 mm en donde se introduce una óptica y se visualiza la trompa y se extirpa con instrumental adecuado.
Si el embarazo ectópico está complicado (hemorragia interna), la mujer va a ser sometida a una cirugía abdominal para salvarle la vida, que consiste en la extirpación de la trompa, y a veces del ovario.

ALTERNATIVA DE TRATAMIENTO EN EL EMBARAZO ECTÓPICO NO COMPLICADO:

Tanto el embarazo tubárico como el cervical pueden ser tratados con tratamiento médico, siempre y cuando no se hayan complicado (que se hayan roto y ya están sangrando). La droga con la cual se realiza el tratamiento médico se llama METOTREXATE. Se utiliza en forma inyectable, y debe se administra conjuntamente con Acido Folínico, para evitar los efectos deletéros que tiene el Metotrexate sobre los elementos de la sangre (glóbulos rojos y blancos).

EFECTOS ADVERSOS DEL METOTREXATE: toxicidades hematológicas, estomatitis, gastritis, elevación de las enzimas hepáticas.
No todos los casos pueden ser tratados con MTX. Deben cumplirse los siguientes requisitos:

  • Embarazo ectópico no roto.

  • Tamaño del saco gestacional por ultrasonido igual o menor de 3.5 cm.

  • Que no exista insuficiencia renal o hepática.

HOMEOPATÍA:

Hay cuatro "reglas para las indicaciones quirúrgicas" en Homeopatía, y que fueron enunciadas por el creador de la misma, el Dr. Samuel Hahnemann:

1. "Toda enfermedad o trastorno mecánico se trata con procedimientos mecánicos": fracturas, estrecheces, obstrucciones, hernias, etc.

2. "Todo cuerpo extraño al organismo puede ser eliminado o extraído por cirugía": balas, esquirlas, colecciones de pus que no drenan espontáneamente, etc.

3. "No debe ser operada una lesión que puede ser curada por tratamiento médico, y cuya extirpación o supresión involucre el riesgo de una metástasis mórbida (enfermedad más grave y más profunda en otro órgano)". Ej: amígdalas supuradas, fibromas, adenomas de mama y de próstata, úlceras no complicadas de estómago, hemorroides, etc. Si éstos produjeran trastornos mecánicos de obstrucción o compresión, entonces sí van a la cirugía.

4. "Deben ser operados todos aquellos casos en que la urgencia del proceso lo requiera": grandes hemorragias, úlceras perforadas, apendicitis, peritonitis, compresiones endocraneanas, etc.

En este último caso, el médico homeópata posee una cantidad de remedios para preparar
a la paciente para la cirugía si la misma es programada. Si es una urgencia, debe ser operada.
Luego, en el post-operatorio se medicará con remedios homeopáticos
para el dolor, para prevenir posibles hemorragias, infecciones, y sobre todo para que
evolucione mental y físicamente en forma adecuada, equilibrando su energía vital,
armonizándola energéticamente. Todo esto favorece la pronta
recuperación y buena evolución del post-operatorio.