Climaterio femenino y homeopatía

"LA MUJER PIERDE PIEZA POR PIEZA EN EL CLIMATERIO LO QUE 

HA GANADO EN LA ADOLESCENCIA".

Helen Deutch

DESDE EL NACIMIENTO ESTAMOS PROGRAMADOS PARA ENVEJECER.

El término climaterio deriva del griego: klimater, y significa escalón.
El término menopausia deriva también del griego: men: mes, y pausis:pausa (cese de la menstruación).
El climaterio
es un período en la vida de la mujer que transcurre desde el final de la etapa de la reproducción sexual a la siguiente etapa de no reproducción o senectud. Durante el mismo se suprime paulatinamente la función ovárica para establecerse un nuevo equilibrio hormonal. Esta declinación de la función fisiológica de los ovarios dura un tiempo más o menos largo a partir del momento en que desaparecen las menstruaciones.

NO es una enfermedad ni un trivial incidente, sino que es una etapa de significativa
trascendencia en el ciclo vital de la mujer, que junto con la menopausia
son parte natural de la evolución de la vida.

Es importante subrayar que la declinación en la producción de estrógenos y progesterona por parte de los ovarios no implica merma alguna de la femineidad, ni tampoco de la capacidad sexual.

Climaterio masculino: es la caída de los valores normales de la testosterona a partir de alrededor de los 50 años de edad. Es un proceso que se produce en una forma mucho más lenta que en la mujer (en donde la supresión de los estrógenos y la progesterona es más abrupta). Pero los hombres no consultan, ya que la sintomatología que les produce tiene mucho que ver con la disminución paulatina de las erecciones, y entoces sólo consultan al urólogo por este síntoma.
Tanto en la mujer como en el hombre se producen cambios en el área biológica, psicológica y socio-cultural.

La menopausia es la cesación definitiva de las reglas, es el último período menstrual. Se produce entre los 45 y 55 años. Si se instala antes de los 40 años es menopausia precoz, y después de los 55 años es menopausia tardía. La misma puede instalarse en forma brusca o en forma gradual (la mayoría de los casos). La forma brusca se refiere a que de un mes al otro se produce la ausencia de la menstruación. La forma gradual se instala con períodos de atrasos y/o de menstruaciones 2 veces en un mes, generalmente más abundantes. Puede ser posible que se registren menstruaciones aisladas dentro de los 2 primeros años después de la menopausia.
La experiencia y vivencia del climaterio varía de mujer a mujer, y ha variado enormemente a través de los años y a través de las diferentes civilizaciones y culturas.

En las culturas primitivas el climaterio no parece haber estado acompañado del sentimiento de crisis que suele invadir a la mujer actual, y sobre todo occidental. Por el contrario, en las sociedades primitivas los ancianos jugaban un papel importantísimo, y la menopausia daba a la mujer un cambio beneficioso en su rol social. El climaterio es un hecho cultural y se vive de diferentes maneras en las distintas culturas (oriental y occidental, por ejemplo). Las sociedades occidentales e industrializadas, con su visión mitificada de la juventud le otorgan a la mujer menopáusica un valor negativo, como si envejecer fuera algo terrible que les tiene que pasar. Y lo mejor que les puede pasar es vivir con vitalidad y alegría los nuevos roles sociales, psíquicos, físicos y espirituales propios de esa edad. Querer mantener la juventud para que le digan "qué bárbara que estás" es no darse cuenta de que el aspecto físico natural "no fabricado" es la fiel expresión del alma y el reflejo del amor y la sabiduría con los cuales se transitó toda la vida para llegar "bien", pero desde lo más profundo del espíritu, desde lo más profundo de su ser. Esto se logra estando en paz con uno mismo y con el medio que lo rodea.
La mujer debe aprender a quererse y aceptarse tal cual es, y a escuchar el lenguaje sabio de su cuerpo, de la naturaleza, a ser protagonista de su propio envejecimiento y de su actual sexualidad. Así aparecerán nuevas posibilidades de experiencia, nuevos ideales, muchas motivaciones para tener una vida plena acorde a su edad.
Es muy notable que el 80% de las mujeres occidentales presenten síntomas climatéricos, mientras que solamente el 20% de las orientales los padecen. Esto es debido a factores ambientales (por ej. la alimentación), y sobre todo culturales.

La medicina, a través de los siglos, ha tratado de entender, atender y tratar las afecciones del género femenino. Fue Hipócrates el que dijo que las bases biológicas del comportamiento de la mujer estaban en el útero (hysteron), y así denominó "histeria" a determinados comportamientos femeninos. ¡¡¡¡Y alegó que el mejor tratamiento para esto era el matrimonio!!!! La medicina ha evolucionado enormemente, y sobre todo en el siglo XX y en lo que va del XXI. En la actualidad se le da especial importancia a los trastornos neurobiológicos que se producen en las distintas etapas de la vida de la mujer.

PERÍODOS DEL CLIMATERIO:

EDAD EN AÑOS            ETAPAS DEL CLIMATERIO

42 a 45                           Pre-menopausia 

                             Inicio de alteraciones menstruales

46 a 54                              Menopausia. 

                                                               Cese de la menstruación 


55 a 64                            Post-menopausia

En el período pre-menopáusico, primer tramo en la caída de la actividad ovárica, empiezan a aparecer algunas alteraciones menstruales, con esporádicas metrorragias a veces (pérdidas intermenstruales). También puede haber síntomas vasomotores como tufaradas de calor, trastornos del sueño, síntomas nerviosos, síntomas psíquicos. Pero esto no sucede en todas las mujeres, sino que algunas directamente tienen su último período sin ningún trastorno.

La menopausia es el cese de las menstruaciones, es la última menstruación de su vida. A pesar de que la fertilidad está disminuida en el períodoperi-menopáusico se recomienda utilizar algún método anticonceptivo hasta 1 año después de la última menstruación.

Durante los primeros 5 años de la post-menopausia puede haber una ligera secreción ovárica de estrógenos, lo que podría retardar el proceso de envejecimiento (??). En este período algunos síntomas persisten o se acentúan, y en algunas mujeres no se registran ninguno de ellos, o sea que el climaterio se instala sin que la paciente tenga ningún trastorno.

La duración de la función ovárica (cantidad de óvulos que tendrá la mujer durante toda su vida, y que solamente saldrá un óvulo por mes) está determinada desde la vida intrauterina de acuerdo a la cantidad de folículos que se constituyan en la etapa embrionaria. Al llegar a la pubertad, estos folículos comienzan a madurar de manera secuencial cada 28 días aproximadamente, por la acción de las hormonas que segrega la hipófisis y que estimula a los ovarios, dando lugar a un ovocito por mes. Cuando éste no es fecundado se pierde, el endometrio se disgrega y da lugar a la menstruación. Los folículos producirán estrógenos y progesterona durante toda la vida sexual reproductiva de la mujer. Cuando comienza el climaterio, comienzan a disminuir estas hormonas hasta desaparecer al cabo de unos años.

Es importante y necesaria que la consulta al ginecólogo/a sea realizada ante cualquier hemorragia que aparezca durante este período, ya que éstas pueden ser el origen de alguna alteración que no corresponde a las menstruaciones. Las mismas pueden originarse en vulva, vagina, cuello y cuerpo uterino, trompas y ovarios, y también por causas extragenitales (discrasias sanguíneas, afecciones vasculares, iatrogenias por uso indiscriminado de cremas de belleza que contienen hormonas, o por tratamientos hormonales indiscriminados).

ALTERACIONES SOMATOPSÍQUICAS:

Sufrir más o menos síntomas durante el climaterio -femenino o masculino- depende del modo en que se haya vivido, sobre todo del carácter, del estado de ánimo y de la actitud que se haya tenido ante la vida.

El envejecimiento es rechazado por la cultura occidental de la que formamos parte: lo "viejo" ha entrado en descrédito, se intenta mantener la "eterna juventud" a toda costa, y por lo tanto la menopausia despierta actitudes negativas. En general, en las sociedades occidentales un climaterio libre de trastornos o reacciones depresivas es considerado por muchos como algo excepcional.
Hay realidades que no se pueden desconocer, pero también hay una corriente perversa que no permite a la mujer pasar con el placer y con la sabiduría que dan los años, a esta otra etapa totalmente normal y natural.
Lo importante es vivir la vida como se merece, no intentando vanamente creer que podemos volver a la adolescencia recurriendo a tratamientos interminables y agresivos, que nos han de hacer creer que la vida acaba de comenzar para nosotras. No, la vida está en la exacta mitad y debemos demostrar que ha servido de algo, que quedan muchos proyectos aún, muchas ilusiones, y la energía necesaria para disfrutar de la familia que se agranda.

"EN UNA CULTURA DONDE EL DESEO Y LA JUVENTUD VAN DE LA MANO, NO SORPRENDE QUE LA MENOPAUSIA PRODUZCA VERGÜENZA Y CULPA. SE JUZGA A LA MUJER POR SU ASPECTO FÍSICO MÁS QUE POR CUALQUIER OTRA COSA, Y CON TANTO ÉNFASIS EN LA BELLEZA, LA FIGURA Y LA JUVENTUD, ES DIFÍCIL PARA LA MUJER VALORARSE A SÍ MISMA CUANDO OBSERVA SU ENVEJECIMIENTO EXTERNO".

Wright HJ. American J. Obstetrics Gynecology. 1998

Existe en esta etapa un riesgo aumentado de padecer cáncer de endometrio, y en menor proporción cáncer de cuello de útero y cáncer de mama. Actualmente se ha tomado conciencia de estas patologías, y las mujeres consultan periódicamente para la detección precoz de los mismos.

Los principales síntomas que se presentan en el climaterio son los vasomotores, los metabólicos y los psicológicos. Su magnitud depende de las características individuales de cada mujer.

En todo el aparato genital externo e interno se van a ver alteraciones atróficas progresivas debidas al cese de la función de los ovarios. La atrofia de las paredes vaginales y la menor lubricación durante el coito producirán dispareunia (dificultad para tener relaciones sexuales). Puede aparecer incontinencia de orina o infecciones urinarias, ya que las paredes de la uretra se afinan, y también por la coexistencia de un prolapso vaginal.

No se le debe olvidar al ginecólogo el estudio tiroideo en las pacientes que presentan trastornos vasomotores.

También se verán alteraciones somáticas, como aumento de peso corporal; la piel se adelgaza y arruga, pierde su tersura. El cabello cae parcialmente, pero sin llegar a la calvicie. Los pelos pubianos y axilares ralean.

Las alteraciones osteoarticulares se refieren a la osteoporosis (de cadera y de columna principalmente), a las artropatías (dolores e hinchazón de rodillas y articulaciones de las manos, dolores lumbares). La osteoporosis es debida a una considerable reducción de la densidad mineral ósea, pérdida de masa ósea, lo que la hace más propensa a las fracturas, incluso espontáneas.

Las alteraciones cardiovasculares se refieren a las perturbaciones vasomotoras (sofocos o tufaradas). Aparecen varias veces en el día y en la noche, y están acompañadas casi siempre de sudoración profusa y frío consecutivo, vasodilatación cutánea (enrojecimiento, sobre todo de la cara). Se pueden producir dolores precordiales (en el pecho) que pueden acompañarse de extrasístoles. Y algunas veces hipertensión arterial.

Las alteraciones nerviosas y psíquicas: cefaleas más o menos intensas, de localización variable, pero generalmente son en la nuca. Insomnio, generalmente en la primera mitad de la noche, pero a veces se ve en la segunda mitad, en que se interrumpe el sueño. Es frecuente ver también estados hiperemotivos, como ansiedad, irritabilidad acentuada, o tristezas (muchas veces sin motivos), depresiones, opresiones ansiosas, tendencia al llanto, sensibilidad excesiva, pérdida de la autoestima, abulia (disminución de la energía).
La intensidad de los síntomas depresivos está relacionada con la historia anímica de la mujer durante la etapa anterior o reproductiva, su modalidad de vida, con los factores ambientales que la rodean y la rodearon, con la predisposición a padecer estos síntomas.

No se le debe olvidar al ginecólogo el estudio tiroideo de las pacientes que presentan trastornos vasomotores.

También hay síntomas menos frecuentes, como debilidad, cansancio, mareos y vértigo.
Se debe consultar en todos estos casos al facultativo.

RECOMENDACIONES:

El climaterio es una etapa fisiológica y totalmente normal de la mujer, por lo que debe evolucionar naturalmente sin requerir tratamientos médicos innecesarios y muchas veces con malos efectos secundarios a corto y a largo plazo, salvo algunos casos muy puntuales en que están indicados.
Sí deben realizarse los controles periódicos anuales, a veces semestrales, para descartar alguna patología ginecológica agregada. Se debe evitar todo tratamiento invasivo por una medicina totalmente organicista, en donde no se respeta lo sagrado que es el cuerpo de la mujer.

La terapia hormonal de reemplazo (THR) que se ejerce actualmente está causando más trastornos de lo que en general se cree. La misma aumenta el riesgo de hipercoagulabilidad de la sangre, con el consiguiente posible trastorno de tromboembolismo venoso. No está demostrado tampoco que prevenga el riesgo de infartos cardíacos.

Bochornos: el acostumbramiento del cuerpo al descenso de los niveles de estrógenos es paulatino. Muchas mujeres no padecerán bochornos, y esto despende en gran medida del temperamento que ha tenido durante toda su vida. Señoras con temperamento tormentoso seguramente van a padecer este síntoma; señoras tranquilas seguramente vivirán esta etapa con serenidad y naturalmente.
Consumir alimentos ricos en fitoestrógenos, como semillas de girasol, soja (semillas, harinas, quesos como el tofu, hamburguesas de soja). Evitar la cafeína, el alcohol y los alimentos muy condimentados. Comer alimentos ricos en vitamina E (semillas de calabaza, de sésamo y de girasol, brotes de alfalfa y de soja, panes de cereales, bananas, ajo, perejil, coles, espinaca, espárragos, brócolis, germen de trigo). Beber líquidos fríos alivia la mayoría de los sofocos.

Sequedad vaginal: con el correr de los años el organismo va perdiendo líquido y elasticidad. La piel y las mucosas se tornan más secas, y también hay un adelgazamiento de los tejidos, inclusive los labios mayores y menores de la vulva. La sequedad vaginal puede producir molestias durante el coito. Se puede utilizar una crema de origen floral, como la Crema de Bach que alivia mucho este síntoma con muy buenos resultados, y sin necesidad de recurrir a hormonas.

Insomnio: evitar estimulantes como la cafeína, sobre todo de tarde y de noche. Hacer caminatas tranquilas, suaves, sin que produzcan dolores ni cansancio.

Osteoporosis: consumir desde la infancia alimentos ricos en calcio y vitamina D. Tomar sol por períodos cortos sin excederse. Evitar las dietas excesivas en fibras, ya que inhiben la absorción del calcio. Realizar ejercicios suaves, acordes con la edad.
(Ver más detalles sobre "Osteoporosis" en esta misma página volviendo a INICIO).

Trastornos cardíacos: consumir dietas bajas en grasas saturadas y colesterol. Mantener un peso corporal adecuado y estar activa. Evitar el consumo de tabaco.

En los últimos años, los ginecólogos han otorgado al período del climaterio y al de la menopausia en especial, el status de enfermedad por deficiencia hormonal. Debo aclarar y afirmar que esta etapa NO ES NINGUNA ENFERMEDAD, y LA DEFICIENCIA HORMONAL ES TOTALMENTE FISIOLÓGICA, así como en la adolescencia comienzan a aparecer las hormonas, que también es normal y fisiológico. La naturaleza es sabia, y NO EXISTE NINGUNA NECESIDAD DE REEMPLAZAR EL FUNCIONAMIENTO OVÁRICO (que entra en su etapa de declinación) CUANDO YA NO DEBE FUNCIONAR MÁS.

Los tratamientos de reemplazo hormonal (TRH) deben ser sustituídos por tratamientos naturales, que existen varios: fitoterapia, acupuntura, homeopatía, danzaterapia, tratamientos corporales con concientización, natación, etc.Además NO deben usarse hormonas:

  • Cuando se tienen antecedentes de embolias o enfermedades cardíacas.

  • Cuando se ha padecido un carcinoma, especialmente de mama.

  • Cuando se padece una enfermedad hepática crónica.

Deben evitarse las hormonas:

  • Si ha sido histerctomizada por un cáncer de endometrio.

  • Si padece de cálculos biliares, miomas uterinos, hipertensión arterial, enfermedades convulsivas, enfermedades renales, migrañas.

  • Si se toma más de 2 vasos de alcohol por día.

Riesgos del uso de hormonas:

  • Aumentan el riesgo de cáncer de mama cuando se administran por tiempo prolongado.

  • Aumentan el riesgo de cáncer de endometrio si se utilizan sólo estrógenos.

  • Pueden provocar sangrado uterino, retención de líquidos, hipersensibilidad en las mamas.

  • Pueden producir aumento de peso, cambios de humor, depresión.

El médico debe poder ayudar a la paciente a tomar una decisión basada en la información sobre riesgos y beneficios de la hormonoterapia de reemplazo, o sea una decisión informada sobre la base del perfil de factores de riesgo de las pacientes y el deseo de tratamiento.
Actualmente las distintas sociedades (ej. La Sociedad de Menopausia de Norteamérica) proponen únicamente el uso de THR en mujeres con síntomas vasomotores moderados a severos. Postulan la utilización de tratamientos lo más cortos posibles y la menor dosis útil (dosis bajas), las cuales podrían tener un perfil positivo más seguro, pero no probados a largo plazo.

"La terapia hormonal ha sido utilizada tradicionalmente para el tratamiento de los síntomas perimenopáusicos, así como para la prevención cardiovascular y la pérdida de masa ósea. Sin embargo, a partir de la publicación del reporte del WHI (Women Health Iniciative) se ha puesto en duda la seguridad del uso de terapias hormonales a largo plazo en relación con el potencial aumento del riesgo cáncer de mamas y de eventos cardiovasculares. Por ello se ha impulsado, tanto desde el ámbito médico como desde la comunidad, la utilización del uso de productos naturales, tales como las terapias alternativas a la terapia hormonal", sostiene la Dra. Molina.
Department of Obstetrics and Gynecology, Oregon Health Sciences University, Portland Oregon. Oregon 97239, USA.

Exámenes indicados a partir de los 45 años de edad:

  • Examen clínico anual.

  • Control de tensión arterial periódica.

  • Papanicolaou y Colposcopía una vez por año.

  • Análisis de sangre, especialmente Glucemia, sobre todo si hay factores de riesgo familiares.

  • Análisis de Colesterol y de Triglicéridos.

  • Mamografía una vez por año.

  • Análisis de la función tiroidea.

  • En las fumadoras, estimular el abandono del tabaco.

  • Tests de audición y de agudeza visual.

HOMEOPATÍA:

Desde el punto de vista homeopático se consideran a estos trastornos como producto de un desequilibrio bio-energético que se va produciendo a lo largo de toda la vida y que condiciona los trastornos a distintos niveles del organismo. No es el mal funcionamiento de un órgano el que produce la enfermedad, sino que diferentes trastornos emocionales, volitivos, de conducta, son los que van a producir las enfermedades en los distintos órganos, de acuerdo a la predisposición que tenga cada uno para enfermar. Es así que tratando a la paciente en su totalidad se mejora y se cura el trastorno.
Los numerosos síntomas del climaterio que pueden presentarse pueden muy bien ser tratados con HOMEOPATÍA de una manera mucho más sana y menos agresiva para el cuerpo que las terapias hormonales convencionales. Para la HOMEOPATÍA la enfermedad clínica es apenas una parte visible de una desarmonía que se encuentra en la totalidad de la persona. Cuando la energía vital (sistema inmunológico) se desequilibra, genera desajustes a nivel físico, emocional y mental. El remedio homeopático justamente reacondiciona ese desequilibrio, y favorece la curación de la enfermedad a partir del propioindividuo, tanto en niños como en adultos, en hombres como en mujeres.
El tratamiento homeopático enfoca a la paciente desde la totalidad característica de sus síntomas personales, para encontrar, luego de una exhaustiva historia clínica, lo que nosotros llamamos "el simillimum", o sea el remedio que le corresponde a esa paciente, el remedio de fondo, que cubre la totalidad sintomática de todas las esferas, de todos los ámbitos y de todos los perfiles de la conducta humana: desde lo más primitivo de su ser, hasta lo que tiene que ver con la emocionalidad, con los temores, con los afectos, con la conducta. Por medio de este remedio le vamos a devolver a la paciente su energía vital desarmonizada, para que su propio organismo pueda defenderse y lograr el equilibrio que sólo el remedio homeopático puede ofrecer. Por eso para la Homeopatía la única especialidad es el ser humano. Y se parte de la premisa de que no cura enfermedades, sino enfermos. Entoncesla Homeopatía no trata el climaterio, sino que trata a la mujer, con su manera particular de ser, y con sus síntomas individuales y característicospropios.
La mujer, actualmente presionada por una publicidad que valoriza la juventud y la belleza, tiene dificultades para encararel climaterio como un proceso totalmente natural. Es importante entonces que transite un camino de paz espiritual para sentirse bien con ella misma, y luego con los que la rodean.

El tratamiento homeopático ha demostrado tener una respuesta exitosa casi en el 90%
de las pacientes climatéricas que lo han adoptado. Es mucho menos oneroso que
el tratamiento hormonal y está exento de efectos colaterales adversos.

En el tratamiento del climaterio algunas veces necesitamos recurrir a los remedios complementarios homeopáticos. Con ellos tratamos el síntoma característico de esa mujer con las modalidades y los concomitantes del mismo. Estos remedios complementarios no son el remedio de fondo o único, y entonces se administran complementariamente hasta mejorar la sintomatología.