Aborto espontáneo y homeopatía

Cuando un embarazo se interrumpe en forma espontánea la pareja pasa por momentos de mucho dolor y también de frustración. Lo que nunca deben hacer es sentirse culpables de esa situación. Son muchas las causas por las cuales se puede perder un embarazo, algunas conocidas, y otras (entre un 20 a 30%) todavía no se conocen bien las causas, aunque con el avance de la ciencia, cada vez se diagnostican mejor, y se pueden solucionar médicamente muchos casos. Entre las 20 y 27 semanas: parto inmaduro. Entre las 28 y 37 semanas: parto prematuro. De las 38 semanas a las 42: parto de término. Después: parto de post-término.
Habrá muchas preguntas sin respuestas. Y si ya hay hermanitos, mamá y papá sabrán explicar la situación de acuerdo a la edad de los mismos.
Un aborto espontáneo es la pérdida de un bebé antes de la semana 20 del embarazo. Antes de la semana 13 se denomina aborto temprano (que son la mayoría), y de la 13 a la 20 semana es aborto tardío. Un número reducido de abortos naturales (menos del 1%) ocurren después de la 20 semana de embarazo, y allí se denomina parto con feto muerto.
Cuando estas pérdidas ocurren muy temprano en el embarazo, pasan inadvertidamente ya que pueden ocurrir antes de que la mujer se de cuenta de que está embarazada.

Entre las causas conocidas de aborto espontáneo figuran:

v Anomalías cromosómicas en el momento de la fecundación

v Malformaciones uterinas, miomas uterinos, endometriosis, hipoplasia uterina (útero infantil).

v Insuficiencias en la secreción de hormonas ováricas femeninas, hormonas tiroideas, hormonas hipofisarias.

v Diabetes no controlada.

v Hipertensión arterial no controlada.

v Exposición a factores de riesgo ambientales o laborales (radiaciones, elementos tóxicos).

v Infecciones genitales (endometritis, salpigitis, enfermedad pélvica inflamatoria, etc.).

v Infecciones generales (rubéola, citomegalovirus, tuberculosis, sífilis, streptococo B, listeriosis, etc.).

v Enfermedades autoinmunes: lupus, enfermedades cardíacas congénitas, enfermedades renales severas, etc.

v Algunos medicamentos que se usan para el tratamiento del acné.

v El alcohol, el cigarrillo, mucho café, las drogas ilegales, y algunas drogas legales también pueden ser causa.

v Padecer fiebre alta durante el embarazo.

Los abortos naturales son bastante frecuentes, 1 de cada 5 embarazos terminan en abortos. Hay mujeres que después de haber tenido abortos espontáneos, tiene felizmente un embarazo a término y saludable..

SÍNTOMAS DE ABORTO

Hay abortos que se producen unos días antes y/o durante la fecha de la menstruación, y entonces la mujer no llega a saber que fue un aborto, sino que lo interpreta como una menstruación abundante.
También durante el primer atraso, muchas mujeres tiene pequeñas pérdidas, rosadas, amarronadas, y hasta a veces rojas, con dolorcitos en el bajo vientre y en la cintura. En estos casos se debe consultar inmediatamente al Obstetra. La mayoría de las veces esto cede con reposo.

Consulta con el Obstetra:

³ Escasa pérdida, poco dolor y cuello del útero cerrado, y una ecografía con latido cardíaco del embrión positivo, ha sido una amenaza de aborto.

³ Si la pérdida es importante, el dolor también, y el cuello del útero está permeable (abierto) es un aborto en curso, o un aborto inevitable. Puede resolverse quirúrgicamente (raspado evacuador), o bien con unas pastilla de prostaglandinas que indicará el médico.

³ Otras veces, simepre en los primeros meses, desparecen los síntomas subjetivos en la embarazada (sueño, cansancio, náuseas, turgencia mamaria), el médico piede una ecografía y no hay latidos en el embrión, o bien está el saco gestacional que tendría que albergar al embrión, pero éste no está: huevo muerto y retenido, o bien huevo anembrionado (an: prefijo negativo) o huevo huero.

³ Un aborto recurrente es cuando una mujer aborta en tres o más embarazos consecutivos. A estos casos los Tocoginecólogos los llamamos infertilidad. Que no tiene nada que ver con esterilidad, que es cuando la mujer no se puede embarazar.

¿Se pueden prevenir los abortos naturales?
Aunque, por lo general, los abortos naturales no se pueden prevenir, se pueden adoptar algunas precauciones:

ð Mantener una dieta adecuada sana, libre de tóxicos, de alcohol, café, etc.

ð Hacer ejercicios suaves o un buen trabajo corporal, si el médico lo autoriza.

ð Mantener un peso saludable (ni muy delgadas, ni muy gordas).

ð Si es fumadora, deje de fumar.

ð Consuslte con su médico si está consumiendo alguna medicación que podría dañar al embarazo. Hay algunas que deben suspenderse los 3 primeros meses.

ð Hay que evitar traumatismos en el abdomen.

ð Haga todos los controles prenatales mensuales, y el en 9º mes cada 15 días.

ð Haga el curso de preparación para el embarazo, parto y puerperio a partir del 3er mes, si no hay contraindicaciones.

TRATAMIENTO

Amenaza de aborto: se indica reposo en cama, y algún tranquilizante.

Cuando el aborto se produce durante las primeras semanas, en la gran parte de los casos no se necesita internación ni raspado evacuador porque el útero se vacía solo.

Aborto en curso o aborto inevitable: han quedado restos ovulares dentro del útero y se debe internar y evacuar mediante un raspado.

El médico puede intentar utilizar un medicamento (misoprostol) que provocará contracciones uterinas. Así se podrán eliminar los restos ovulares. El material expulsado se envía al laboratorio para estudio anatomopatológico. A veces permite saber la causa del aborto.

La menstruación retornará en 4 a 6 semanas.

HOMEOPATÍA

Hay cuatro "reglas para las indicaciones quirúrgicas" en Homeopatía, y que fueron enunciadas por el creador de la misma, el Dr. Samuel Hahnemann:

1. "Toda enfermedad o trastorno mecánico se trata con procedimientos mecánicos": fracturas, estrecheces, obstrucciones, hernias, etc.

2. "Todo cuerpo extraño al organismo puede ser eliminado o extraído por cirugía": balas, esquirlas, colecciones de pus que no drenan espontáneamente, etc.

3. "No debe ser operada una lesión que puede ser curada por tratamiento médico, y cuya extirpación o supresión involucre el riesgo de una metástasis mórbida (enfermedad más grave y más profunda en otro órgano)". Ej: amígdalas supuradas, fibromas, adenomas de mama y de próstata, úlceras no complicadas de estómago, hemorroides, etc. Si éstos produjeran trastornos mecánicos de obstrucción o compresión, entonces sí van a la cirugía.

4. "Deben ser operados todos aquellos casos en que la urgencia del proceso lo requiera": grandes hemorragias, úlceras perforadas, apendicitis, peritonitis, compresiones endocraneanas, etc.

Amenaza de aborto: en nuestro Repertorio los homeópatas contamos con buena cantidad de remedios de los cuales elegiremos el adecuado para la paciente de acuerdo a nuestros conocimientos de Materia Médica. En el Repertorio figuran remedios para amenaza de aborto producida por esfuerzos, por caídas, por excitaciones, por penas, por sustos, etc.

Aborto incompleto, aborto en curso y aborto inevitable: el médico homeópata posee remedios para preparar a la paciente para la cirugía. Si es una urgencia (hemorragia importante, por ejemplo), la paciente debe ser intervenida de inmediato. Luego, en el post-operatorio se medicará con remedios homeopáticos para el dolor, para prevenir posibles hemorragias, infecciones, y sobre todo para que la mujer evolucione mental y físicamente en forma adecuada, equilibrando su energía vital, armonizándola energéticamente.
Todo esto favorece la pronta recuperación y buena evolución del post-operatorio.

Infertilidad: también contamos con una serie de remedios para la misma.

Con el tratamiento homeopático no tenemos necesidad de recurrir a ningún remedio alopático, ya que los resultados son excelentes y efectivos. Estoy en condiciones de afirmarlo debido a la experiencia que he adquirido a lo largo de mis años de profesión como Tocoginecóloga y como médica Homeópata.
Los numerosos síntomas que pueden presentarse pueden muy bien ser tratados con HOMEOPATÍA de una manera mucho más sana y menos agresiva para el cuerpo que las terapias convencionales. Para la HOMEOPATÍA la enfermedad clínica es apenas una parte visible de una desarmonía que se encuentra en la totalidad de la persona. Cuando la energía vital (sistema inmunológico) se desequilibra, genera desajustes a nivel físico, emocional y mental. El remedio homeopático justamente reacondiciona ese desequilibrio, y favorece la curación de la enfermedad a partir del propio individuo, tanto en niños como en adultos, en hombres como en mujeres.
El tratamiento homeopático enfoca a la paciente desde la totalidad característica de sus síntomas personales, para encontrar, luego de una exhaustiva historia clínica, lo que nosotros llamamos "el simillimum", o sea el remedio que le corresponde a esa paciente, el remedio de fondo, que cubre la totalidad sintomática de todas las esferas, de todos los ámbitos y de todos los perfiles de la conducta humana: desde lo más primitivo de su ser, hasta lo que tiene que ver con la emocionalidad, con los temores, con los afectos, con la conducta. Por medio de este remedio le vamos a devolver a la paciente su energía vital desarmonizada, para que su propio organismo pueda defenderse y lograr el equilibrio que sólo el remedio homeopático puede ofrecer.Por eso para la Homeopatía la única especialidad es el ser humano. Y se parte de la premisa de que no cura enfermedades, sino enfermos.