¿Sabías que?

La aparición de la menarca (primera menstruación) detiene el crecimiento óseo de la niña, y es por eso que cuanto más precoz es su aparición, menos estatura presentarán las mismas.
Esto es debido a la acción de los estrógenos, que son una de las hormonas que comienzan a segregar los ovarios en la pubertad.
Pero no nos olvidemos que sobre la estatura tiene que ver también la herencia genética.
En los países nórdicos, donde imperan los climas fríos, la menarca se retrasa justamente por el frío.
En los climas cálidos, es mucho más precoz. De allí que nosotros vemos a esas mujeres rusas, alemanas, suecas, etc., que tienen una estatura mucho mayor que las otras.
La calidad de vida y la alimentación desde el nacimiento también influyen en la aparición de la misma.
También ciertos estados emocionales y de conducta (ejemplo, anorexia, bulimia) influyen. 

El embarazo no engorda, pero en el último trimestre se acelera el crecimiento del feto y de la placenta. Se calcula un aumento del 20 % del peso que la señora tenía antes de embarazarse. No se recomienda superar este aumento, y para aquellas mujeres que tienen tendencia al aumento desmedido, es conveniente que estén bajo control médico, y además asesoradas por una nutricionista.
Determinadas mujeres puede llegar a engordar superando los 20 kg de aumento de peso. Esto es debido a condiciones particulares, sobre todo producidas por alteraciones en el equilibrio metabólico.
Pero hay otras 2 condiciones que toda embarazada debe tener en cuenta:

1. Un aumento desmesurado de peso puede deberse a una anormal retención de líquidos (edemas).

2. Es imprescindible el adecuado control de la glucemia (diabetes), que en el caso de mujeres con tendencia a padecerla, también puede ocasionarles aumento exagerado.

En ambos casos, como en toda embarazada, debe ser estricto el adecuado control médico, desde la
aparición de la primera falta menstrual, es decir que el control debe ser precoz.  

TENGO SARPULLIDO Y ME PICA LA PANZA

A medida que el embarazo crece, se produce en la piel de la panza un estiramiento de la misma, asociada a un sequedad; esto muchas veces produce picazón. Es normal que esto suceda (prurito del embarazo), y para calmarlo se puede usar una crema humectante sin corticoides y sin fragancia. También se pueden poner compresas frías de agua y un chorro de vinagre blanco. Importante, no usar ropa ajustada en esa zona. Evitar las duchas muy calientes que resecan la piel. Después del parto desaparece. De todas maneras, ante cualquier prurito en cualquier parte del cuerpo, (sobre todo en palma de manos, plantas de pies, espalda) debes consultar de inmediato con tu médico, ya que esto puede ser peligroso para tu bebé.
A veces también puede picar la piel de las mamas.

TENGO UN EMBARAZO MÚLTIPLE

Un embarazo es múltiple cuando se desarrollan simultáneamente 2 o más bebés dentro del útero.
El embarazo múltiple tiene mayor riesgo, tanto para la madre como para los niños. Uno de los principales riesgos es el parto prematuro o de pretérmino, con el consecuente bajo peso de los fetos. Éste se produce por la hiperdistensión del útero, lo que produce contractilidad prematuramente y amenaza de parto prematuro. Por esto la embarazada deberá hacer reposo casi siempre durante varios meses.
El diagnóstico se realiza ya con la primera ecografía, en donde se ven los sacos vitelinos de los embriones, esto sería después de la semana 7 de gestación, o después de la semana 5 con ecógrafos de alta resolución.

SE PUEDEN TENER RELACIONES SEXUALES DURANTE EL EMBARAZO

Mientras el médico no las contraindique, no hay problemas, no perjudica ni al embarazo ni al feto. Pero deben evitarse las mismas: si hay hemorragia, si se pierde líquido amniótico, si hay infecciones genitales, si hay amenaza de parto prematuro. A medida que avanza el embarazo, la pareja buscará posturas cómodas para la mamá, para que no moleste la panza.